Inicio arrow Colección arrow Cajas registradoras

Cajas registradoras

La primera caja registradora fue inventada en el año 1879 por el norteamericano John Ritty. Un año antes había visto en un vapor el mecanismo de conteo de revoluciones de la hélice propulsora. Ello le hizo pensar en un mecanismo que registrase las ventas en el establecimiento que tenía en Dayton llamado "The Pony House". El primer intento fue un fracaso total. Se parecía a un reloj con teclado. Las manecillas indicaban dólares y centavos en lugar de horas y minutos. Hizo dos intentos más exitosos y finalmente decidió comercializar el invento. Ritty lo había mejorado añadiéndole un rollo de papel de modo que pudiera registrar la venta de los empleados. La registradora tenía un perforador que abría huecos en columnas separadas invisibles correspondientes a dólares o céntimos. A esta primera máquina la llamaban el Incorruptible Cajero de Ritty y se vendía por 50 $.


Cajas registradoras
Cinco años después John Henry Patterson compró las patentes de Ritty e inició una brillante trayectoria empresarial al frente de la National Cash Registrer. De las 350 cajas registradoras vendidas el 1884 se pasó a los dos millones de unidades de 1922. Patterson fue pionero en la aplicación de nuevos métodos de venta. Dio a sus agentes comerciales territorios exclusivos. Estableció un sistema de puntos sobre las ventas, con cuotas mensuales y anuales y fundó el Club de los Cien Puntos, para premiar a los mejores vendedores. El éxito de Patterson, considerado uno de los mejores empresarios norteamericanos, se certifica con el hecho de que su empresa continúa su actividad en el campo de la informática con el nombre de NCR Corporation.

 
© 2017 Museu de la Tècnica de l'Empordà. Figueres